¿Qué es el famoso contouring? El contouring o, contorneado en español, es una técnica que nos servirá para definir y esculpir la estructura de nuestro rostro, para así sacarle el máximo partido a la figura de nuestra cara. Resalta zonas y da luminosidad con el color más claro y esconde y profundiza otras.

Las zonas en las que se debe aplicar el iluminador son en:

  • La zona inferior del ojo.
  • Parte superior de los pómulos hasta la oreja.
  • La zona T de la cara que se compone de frente, nariz, arco de cupido y mentón. Mientras que el contorno sirve para profundizar y hundir otras zonas como los pómulos.
  • Bajo el pómulo.
  • En los laterales de la nariz, desde el nacimiento de la ceja, para afinarla.
  • En el cuello.
  • Y en la zona alta de la frente.

contouring

TIPOS DIFERENTES DE ROSTRO

También deberás tener en cuenta la forma que tiene tu cara, ya que no son todas iguales. Por ejemplo, si tienes una cara redonda o cuadrada deberás hacer más incapié en los laterales de tu rostro para así alargarla. Si por el contrario tienes una cara más alargada puedes aplicar más contorneador en la zona alta de la frente y en la barbilla. De esta manera acortaremos el rostro.

contouring

La brocha con la que se suele aplicar el iluminador es una brocha fina y plana.

contouring

Y para el contorno utilizaremos una brocha más tupida.

contouring

Antes de empezar a aplicar los productos para contornear y definir nuestras facciones, usa una prebase y una crema hidratante, como si fueras a aplicar una base de maquillaje normal.

Hay diferentes tipos de productor para hacer el ‘contouring’. Elígelo según tu tipo de piel. Si tienes la piel seca o mixta utiliza productos en crema o fluidos. De lo contrario, puedes optar por un iluminador y contorneador en polvo.

La parte MÁS importante es difuminarlo todo muy bien para que no se vean cortes. Utiliza una esponja o una brocha ovalada. Si tienes la piel seca o has utilizado un producto que puede resecar tu piel, puedes aplicar unas gotas de aceite de almendras en éstos.

Captura de pantalla 2016-08-20 a las 12.27.17

Puedes sellar el iluminador con polvos translúcidos e intensificar el contorno con polvos para contornear. Que no son los mismos que los polvos bronceadores.

Y por último ¡No olvides el colorete! Le dará un tono saludable a tu piel y ya tendrás tu base terminada. Sólo te quedará maquillar los ojos y dar un toque de color en tus labios.