Hoy os voy a hablar de cómo mantener un aspecto natural en vuestras mejillas con diferentes efectos y consejos, para que vuestro aspecto sea saludable y fresco, todo con un toque de color que a la vez no cargue vuestro rostro.

Diferenciamos el tipo de piel para daros consejos antes de comenzar la elección del tono; inicialmente para piel seca os recomiendo un colorete en crema, más adelante os daré trucos para conseguirlos con aquel color que deseéis utilizar, sin embargo, para las pieles grasas utilizaremos un colorete en polvo.

Un paso importante es la elección de la tonalidad del colorete, debemos de fijarnos en el tono de piel que tenemos, así:

 


  • Para Pieles blancas, utilizaremos un color en rosa claro para el día y un rubor fucsia para la noche.
  • Para Pieles en color oliva, os recomiendo las tonalidades anaranjadas con tintes coral o ladrillo.
  • Para Pieles Morenas, os recomiendo los violetas o dorados.

Como sabéis el colorete se puede encontrar con efecto mate o satinado, estos últimos en tonos dorados que estén dentro de la gama de los cálidos,  son un aliado ideal para escote y hombros.

Un complemento importante antes de aplicarnos el colorete es la aplicación de los denominados polvos traslúcidos que nos van a ayudar a mantener por más tiempo un maquillaje impecable.

A continuación, os presento los diferentes tipos de coloretes que podemos encontrar, cada uno se puede aplicar según el efecto que queramos conseguir, pero hay que recordar que según el tipo de piel que tengamos podemos utilizar un tipo de colorete u otro.

Uno de los coloretes que destacamos es el “colorete con mucho pigmento”, dicho colorete es mucho más resistente al agua, es la estrella del verano y el cual os recomiendo aplicar con los dedos, ya que hay que trabajarlo muy rápido para alcanzar un look más luminoso. 


 

Los iluminadores son un tipo de colorete que está muy de moda; su textura se presenta en polvo suelto y su aplicación en los pómulos aporta toques de color y luz.

Un consejo que os doy para aquellas que tenéis la piel seca, es su mezcla con crema hidratante, de esa manera conseguiréis un colorete en crema que podéis utilizar en pómulos, párpados e incluso labios.

el colorete busca iluminar, equilibrar y unificar es por ello que tiene que ir en armonía con el resto del maquillaje y sobretodo con la barra de labios.

Por último, os recuerdo que el colorete podemos encontrarlo en diferentes formatos… ya sea en crema, fluido, en polvo suelto o compacto y que la elección es muy importante al igual que la aplicación del mismo.

Más adelante os contaré como seleccionarlo y con qué tipo de pincel debemos aplicarlo… mientras tanto quedo como siempre a vuestra disposición hasta la próxima…

 MIRAMME