❄¡QUÉ FRÍO! ❄

frío para el rostro | beatriz con abrigo

 

¿Sabéis que me pasa cuando me levanto por las mañanas y hace tanto frío?

Pues que miro por la ventana esperando encontrar un mínimo de 15º y por supuesto algo de sol, pero nada más lejos de la realidad, hace mucho frío y en lo único que pienso es en abrigarme como un esquimal y llegar prontito a mi destino.

 

Si os fijáis, los días que hace tanto frío, en el momento que sufrimos cambios de temperatura bruscos, la piel sufre mucho, tanto la del cuerpo como la piel de las manos y sobre todo la del rostro.


Personalmente lo noto muchísimos en la cara en cuanto entro de la calle al ascensor y me miro en el espejo, tengo la piel rojita y la zona de los ojos más arrugada de lo normal, esto sucede porque el frío reduce la elasticidad y produce una pequeña contracción muscular en la piel, para evitar esta sensación debemos prestar una mayor atención a la hidratación de nuestro rostro.

Podemos conseguir que la piel se mantenga nutrida y sana durante todo el año pero esto requiere mantener nuestro ritual de belleza de manera constante y así evitaremos la deshidratación del cuerpo y rostro manteniéndola nutrida y jugosa.

 

A parte de cuidarme la piel mañana y noche, en invierno intento en todo momento mantener la hidratación de la piel tanto por dentro como por fuera; tomo abundante líquido aunque a veces me resulta difícil beber la misma cantidad de agua que en verano, pero de esta manera ayudo al organismo a depurarse y a eliminar todas las toxinas que pueden hacer que la piel se vea apaga y sin luz.

Dedico más tiempo de lo normal al uso de mascarillas hidratantes y, sobre todo, soy muy constante y muy generosa con la crema diaria. Sin olvidar aplicar la protección solar antes de salir de casa. (sí, sí, en invierno también usamos protección solar, muy importante!)

Estos dos productos de mary kay y natura Bissé que os dejamos a continuación os vendrán genial para la hidratación del rostro:

 

Por otro lado también intento mantener las temperaturas bajo control (en este apartado suelo hacer bastante pereza, me encanta la ducha de agua caliente y estar con la mantita en el sofá) pero como ya os he comentado la diferencia de temperaturas que sufrimos durante el invierno, es muy perjudicial para el estado de nuestra dermis.

Al caminar por la calle, sufrimos el frío directamente sobre nuestra cara, y al entrar en cualquier establecimiento o nuestra propia casa, la alta calefacción, hace que la piel se reseque.

Por eso debemos evitar los cambios bruscos de temperatura, aquí incluyo el momento ducha de agua caliente, sé que mola mucho pero es muy agresivo para la superficie cutánea ya que eliminamos una capa protectora de la piel, (manto hidrolipidico), que sirve para mantener la hidratación natural.

Si cuidas tu piel diariamente y prestas atención a estos tips, mantendrás la piel limpia, hidratada y jugosa durante todo el año.¡Tu piel lo agradecerá y tu te verás mucho más guapa!

 

¿Cúal es tu rutina para proteger la piel del frio? Cuéntame tus truquitos.

Disfruta de la semana

 

M I R A M M E  by Beatriz López.