En esta época del año, que es la más calurosa, no tenemos por qué dejar de maquillarnos. Aunque el sudor, el calor, las piscinas, el sol y la playa van a hacer que tengamos que modificar la manera que nos maquillamos diariamente. ¡Te damos unos tips para estar radiante estos meses!

Antes de aplicar tu maquillaje procura exfoliar y lavar la piel con un jabón exfoliante. Si no tienes uno puedes usar bicarbonato mezclado con agua. De esta manera nuestra piel será mucho menos oleosa o grasa y eliminaremos células muertas por lo que ayudaremos a la regeneración de las células. No debes repetir este proceso muy seguidamente ya que puede hacer que tu piel sea más sensible.

Empezando por la base de maquillaje, procura aplicar una que sea ligera, libre de aceites (oil-free) o en polvo. Así evitaremos brillos y no parecerá que ‘se nos está derritiendo la cara’ debido al sudor y la humedad…

En verano lo mejor es optar por tonos nudes en las sombras y un color muy vivo en los labios. Maquilla tus párpados con una sombra de tonos café. Aplica máscara de pestañas resistente al agua y listo. Es una manera rápida y sencilla pero que queda perfecta siempre, sobretodo en esta estación del año que cuanto menos recargado sea nuestro look mejor.

img_maq_verano_ojos

Puedes poner un poco de sombra más clara o iluminador en el lagrimal del ojo para abrir más la mirada pero si tienes la piel demasiado grasa o te brilla, sobretodo en el verano, huye del iluminador. Es mejor no usarlo en pómulos o frente ya que va a aportar más brillos.

Puedes aplicar bronceador o polvos de sol y un poco de colorete siempre en polvo para que tu cara tenga un color más saludable y bronceado.

Por último pondremos un toque de color en tu rostro con un labial que tenga un color muy vivo como el rojo, el fuscia, rosa, naranja…

img_maq_verano_pintalabios

Todos estos colores son muy favorecedores en verano, puedes llevar cada día un color ¡y tu look cambiará por completo!